Que es Bootstrapping

Bootstrapping para emprender sin apoyo financiero

Bootstrapping o cómo emprender sin financiación externa

Bootstrapping, también conocido con el término en castellano de “Trampear” es más que una metodología o una herramienta una forma de actuar, de pensar por lo que se puede considerar una actitud y es algo por lo que pasan todos los emprendedores con mayor o menor éxito.

No nos confundamos, la financiación externa profesional, por mucha ilusión que tengamos y por muchas ideas que afloren en nuestra cabeza, es algo que la mayoría de las start-ups no van a conseguir, es casi una utopía.

Para poder trampear es necesario un presupuesto operativo y eso es algo que la mayoría de las empresas emprendedoras no tienen, pero además, si tenemos en cuenta que la inversión profesional no va a ser posible, ¿qué hacemos? ¿Es tan malo que no dispongamos de esa financiación profesional que eso nos haga detener nuestro proyecto?

No siempre es bueno que se consiga una gran financiación de entrada porque se puede fracasar de lo que se ha dado por llamar “morir de éxito” puesto que no se está preparado para gestionar tal cantidad de dinero.

La labor del emprendedor debe centrarse más en llegar al mercado e intentar introducir su producto o servicio con el fin de crecer “trampeando” para hacer más fuerte y sólida su oferta y así fortalecer su modelo de negocio con el fin de poder crecer.

¿Qué táctica debemos seguir?

Si no podemos pedir dinero, o al menos sabemos que no nos lo darán habrá que buscarse la vida como vulgarmente se conoce a esto y que no es mas que si necesitamos un bien podemos solicitar que nos presten uno o podemos solicitar la colaboración de otras empresas a cambio de publicidad o mil formas más de conseguir algo a cambio de algo, pero hay que planificarse bien y ser muy disciplinado y sobre todo, hay que ir ajustando los presupuestos cada semana.

¿Qué opinan los inversores profesionales?

Opinan que la pretensión de conseguir una inversión de capital sin haber vendido el producto no es una buena opción y debe buscar valor en la creación de un buen equipo y unas métricas que atraigan al inversor

Las ideas no generan dinero si no se es capaz de crear un producto, un equipo, un plan de empresa, un proyecto de marketing on line y un buen perfil comercial y si tenemos todo esto podremos sacar nuestro proyecto al mercado, comenzar a vender y, tal vez, en un futuro, obtener la ansiada financiación profesional.

Una vez tenemos toda la receta en marcha podremos acceder a multitud de espacios en lo que solicitar esa información profesional como en los concursos como la Spanish Summit Start Ups o Bstartup del Banco Sabadell.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies