emborrachate-de-leads-como-crear-una-landing-page-perfecta-1920

Emborráchate de leads: cómo crear una landing page perfecta

Una landing page —también denominada página de destino o de aterrizaje— es una página web destinada a conseguir que el usuario que llegue hasta ella realice una acción. El objetivo pasa por convertir a cualquier visitante en un lead, aumentar el ratio de conversión mediante la recogida de su información, de ahí su importancia en cualquier estrategia de Marketing Online. Solo si el usuario se siente seguro, confía en la web y está interesado en alguno de los elementos que puede obtener al registrarse, nos cederá sus datos.

Crear una landing page perfecta no es fácil. Debes entender este elemento como una página independiente de tu web. Pese a que la construcción de una landing page requiere tener una estrategia y plantillas diferentes para cada ocasión, así como una estructura —entre otros—, el verdadero trabajo comienza antes.

>>Descarga gratis el ebook sobre cómo atraer clientes gracias al Marketing de Contenidos<<

De la visita al lead

  • Crea contenidos de interés en tu blog. Busca la originalidad, diferénciate de la competencia y consigue que el visitante muestre interés en todo lo que compartes.
  • Call to Action o CTA. Aumentar el número de visitas en la web está bien, saber que la gente lee nuestros contenidos también, pero nada de esto servirá si no logramos captar leads. Tras el contenido publicado, adjunta varias llamadas a la acción atractivas en las que el usuario solo tendrá que hacer clic para acceder a contenidos exclusivos. Se debe buscar el deseo de ampliar la información y, para ello, la CTA siempre debe ser visible a primera vista.
  • Landing page. De la llamada a la acción a la página de destino. Ahora que ya tenemos al visitante donde deseamos, debemos tener todo en orden para, finalmente, lograr su registro. Ahí reside la importancia de una buena estructuración y diseño de la propia página.
  • Thank you page. Una vez que la información ha sido recogida en un formulario, el usuario es redirigido a una página de agradecimiento en la que se le da las gracias por su interés, así como la posibilidad de descargar contenidos, obtener periodos de prueba gratuitos, muestras de productos…

Objetivos de una landing page

  • Lograr conversión. Como ya se ha explicado, se trata de obtener la máxima información posible del usuario para entablar con él una relación personalizada y duradera en el tiempo.
  • Posicionamiento de marca. Citadas las claves a tener en cuenta en cuanto al SEO se refiere, Google puede llegar a posicionar muy bien una página web, pero también depende del propio visitante que esto se consiga. Solo será posible si le ofrecemos los mejores contenidos, una experiencia de navegación excelente, una atención personalizada… Obtener una buena imagen depende de nosotros mismos.
  • Complemento de campañas de Facebook Ads o Adwords, donde es preciso dirigir al usuario a una página donde solo pueda realizar una acción.

Anatomía y diseño

Al igual que cualquier página web, la landing page está compuesta por un conjunto de elementos que, bien introducidos, pueden hacernos lograr cualquier objetivo.

  • URL. Crea un enlace fácil de seguir, de recordar y en completa sintonía con la página.
  • Título. Es lo primero que se visualiza, por lo que debe ser atractivo y dejar siempre patente el beneficio que se obtendrá. El objetivo pasa por captar la atención con el fin de que el futuro prospecto se decante por nuestro contenido. Por supuesto, debe ser resaltado, con un tamaño apropiado y una tipología de letra diferenciada. Incluye siempre palabras clave, lo que beneficiará al posicionamiento.
  • Contenido. Una descripción nunca es mala opción en este tipo de páginas. Eso sí, con un mensaje directo, claro y conciso, ligado con la entrada de la que se procede. Puedes usar listas para que todo sea más visual, ya que en Internet escaneamos, no leemos. Escribe siempre pensando en el usuario, en su bagaje cultural, en sus conocimientos sobre la materia.
  • Obsequio. Ten claro lo que ofreces. Debe tener valor, ser claro y concreto.
  • Formulario. Debes tener en cuenta que, a menor número de campos, mayor número de conversiones. Por ello, solicita solo aquella información imprescindible; esta es: nombre y apellido y correo electrónico. Puedes sumarle la compañía a la que pertenece o su cargo —siempre que lo creas conveniente—, pero recuerda que en posteriores comunicaciones podrás conocer todo sobre este lead.
  • Puntos de fuga. Di adiós a los banners, a los menús de navegación, a contenidos relacionados. La atención del visitante debe centrarse única y exclusivamente en el foco que marquemos en la landing page.
  • Contenido multimedia. Utiliza fotografías o ilustraciones de máxima calidad, pero siempre atendiendo al diseño responsive. No debe pesar demasiado si no queremos vernos penalizados por Google por tiempo de carga. Los vídeos son también muy aceptados en el mundo digital.
  • Llamada a la acción. Redacta el mejor mensaje —llamativo, sencillo y corto— y conseguirás que el usuario concluya la acción tras escribir todos sus datos.

Errores

  • Mensajes contradictorios.
  • Falta de información.
  • Falta de seguridad online.
  • Nula relación entre el contenido y la página de destino.
  • Página recargada de datos.
  • No incluir iconos para compartir en redes sociales.

Antes de lanzar cualquier landing page, asegúrate de hacer pruebas y pruebas. Y si quieres conocer más sobre cómo atraer clientes con el Content Marketing, no dudes en hacerte con el siguiente e-book de forma completamente gratuita.

Aprovecha el poder de Facebook para el beneficio de tu empresa

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies